Home www.informacoches.com

¿Terceros o todo riesgo? La eterna duda al elegir nuevo seguro

seguros a terceros o a todo Riesgo

Como propietarios de un vehículo ya lo sabemos. Tenemos la obligación de tener un seguro de coche que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil que exige la ley.

Pero con tantos tipos de pólizas en el mercado puede resultar complicado encontrar el seguro que responda a nuestras verdaderas necesidades. Te contamos qué tener en cuenta para escoger la cobertura más adecuada para tu coche.

¿Es suficiente un seguro a terceros o deberíamos optar por uno a todo riesgo?

Existe un debate recurrente sobre la mejor opción posible cuando pretendemos asegurar un coche.

La mayor dificultad que se nos presenta es si escoger una póliza a todo riesgo o una a terceros. El eje de la cuestión y que se refiere a la principal diferencia entre ambas, es la cobertura de los desperfectos ocasionados en nuestro vehículo.

Si optamos por un seguro a terceros, tenemos que recordar que no cubrirá los propios daños si somos el causante del accidente. La aseguradora solo se hará cargo de los que ocasionamos a otras personas.

Aunque esta diferencia suele ser conocida por todos, no es suficiente para decidirse por uno u otro. Entre otras cosas, tenemos que pensar en el riesgo que estamos dispuestos a asumir y el tipo de protección que queremos para nuestro coche.

Para ser más específicos, cada cobertura se destaca por:

El seguro a terceros. Este tipo de póliza es la más básica y cubre la responsabilidad civil obligatoria. Esto significa que responderá frente a los daños producidos a terceros, pero no a nuestro vehículo. No contar con esta cobertura puede traernos grandes complicaciones, ya que es exigida por ley.

El seguro a todo riesgo. Con esta póliza la compañía aseguradora también cubrirá los daños producidos en nuestro coche. Como este seguro suele ser más caro que el anterior, algunas aseguradoras ofrecen un seguro a todo riesgo con franquicia. 

Esto supone que en caso de reparación, tendremos que abonar la cantidad de la franquicia y la compañía se hará cargo del resto hasta el límite de la cobertura contratada.

 

Tres factores a evaluar antes de elegir un seguro

Para escoger la mejor cobertura para nuestro coche, será muy útil poder diferenciar las siguientes cuestiones:

La antigüedad del vehículo

Esta es la clave para analizar si conviene pagar un seguro a todo riesgo. Si tu coche no tiene más de cuatro años, entonces sí puede ser rentable esta póliza. 

Por ejemplo, en caso de pérdida del vehículo en un siniestro, recuperas parte de su valor. Si aún te encuentras pagando el coche, te ayudará a hacer frente a las cuotas del préstamo.

A partir de los seis años, el vehículo aún se conserva en buen estado, aunque empieza a necesitar algunas visitas al taller. Si tu situación económica es un poco ajustada, tal vez sea conveniente que pienses en un seguro a todo riesgo con una franquicia baja.

En los vehículos de alta gama se recomienda mantener la póliza a todo riesgo por más tiempo, ya que el precio de las reparaciones suele ser más elevado.

Con el paso de los años, la depreciación del automóvil es mayor y los costes de mantenimiento se disparan. En este caso, quedarse solo con el seguro a terceros sería lo más conveniente.

Ten presente que, a mayor antigüedad del coche, menor será la cantidad de dinero que recibirás por la indemnización.

El uso del vehículo

Otro elemento importante a considerar es el uso que le das a tu coche. Y esto es una cuestión estadística: a mayor uso, aumenta la posibilidad de sufrir accidentes.

Si utilizas el automóvil solo los fines de semana y usas el transporte público para ir a trabajar el resto de los días, será suficiente si cuentas con un seguro a terceros. 

En cambio, si empleas el coche con frecuencia y en las horas punta o para largos trayectos, lo más conveniente es tener una póliza a todo riesgo. Incluso si el coche tiene más de seis años.

Lugar de aparcamiento

Si tu vehículo duerme en un garaje, se encuentra menos expuesto a factores adversos como una granizada, robos o actos vandálicos. 

En este caso, el coche conservará mejor su estado y no va a requerir de los servicios de la aseguradora como si estuviera en la calle. Por lo tanto, contar con un seguro a terceros será suficiente.

 

Cuentas con la información necesaria para escoger el seguro más adecuado para tu coche. ¿Ya sabes cuál es el que más te conviene?

Accesibilidad WCAG Nivel AA / HTML 1.0 / CCS 2.1
Todos las marcas y logotipos de coches que aparecen en este portal son propiedad de sus respectivos fabricantes y no tenemos ninguna relación con ellos. Si usted cree que cualquier contenido de este portal, está incumpliendo alguna normativa, pongase en contacto con nosotros con el fin de subsanarlo.
Política de Cookies · Aviso Legal y Privacidad